¿Qué pasará en el turismo con el tren rápido Santiago-Valparaíso?

¿Se imagina viajar desde Santiago hasta Valparaíso en 45 minutos y lo propio a Viña del Mar en tan sólo 39? Una opción que cada vez está más cerca luego de la presentación de un proyecto para un tren de alta velocidad que une la capital del país con dos de las ciudades más importantes de la V Región.

El consorcio conformado por Sigdo Koppers y China Railways Group Limited (CREC) presentó formalmente el proyecto ante la Dirección de Concesiones del Ministerio de Obras Públicas, que en caso de generar interés público podrá ser licitado. La propuesta contempla un total de cuatro estaciones ubicadas en Valparaíso, Viña del Mar, Casablanca y Santiago (Maipú), con una inversión estimada de US$2.400 millones.

Para Macarena Urenda, presidenta de la Comisión de Turismo de la Municipalidad de Viña del Mar, “este proyecto es de gran interés para la Región de Valparaíso debido a las externalidades que conlleva. Claramente beneficiará a las personas que por motivos laborales viajan todos los días entre una ciudad y otra, pero también será un impulso tremendo para la economía y el turismo en la zona”.

“Viña del Mar es la ciudad turística de Chile por excelencia, y poder acortar los tiempos de traslado desde Santiago abre mayores posibilidades para los visitantes que quieren llegar a la Ciudad Jardín”, agregó.

La concejala aclaró que “el bajar de 100 minutos a 39 el traslado entre Santiago y Viña es un incentivo por sí mismo para que las personas que lleguen al aeropuerto puedan incluir la ciudad y todo lo que ofrece la región dentro de su panorama en el territorio nacional”.

“Además, se hará mucho más factible incluso que el santiaguino pueda venir de manera más recurrente hacia la zona por el día, a disfrutar de las playas, la gastronomía y las múltiples opciones que acá existen”, subrayó.

Desafíos y externalidades negativas a trabajar

Con el tren de alta velocidad, la edil afirmó que “aumentará drásticamente la demanda por alojamiento y servicios en Viña del Mar, así como la adquisición de inmuebles para segunda vivienda, por lo cual, podríamos vivir un aumento importante en la construcción y mano de obra que debemos saber asumir con rapidez”.

“En el día a día este tren subirá significativamente el flujo de personas, lo que puede ocasionar el colapso de algunos servicios como el transporte o aumentar los niveles de inseguridad de las zonas aledañas a la estación. Sabemos que las aglomeraciones de personas permiten aquello, por lo cual, habrá que doblegar los esfuerzos en materia de seguridad en dichas zonas, como también en materia de resguardo de las segundas viviendas, situación que ya estamos viendo, ya  que quedan solas gran parte del año”, sostuvo Urenda.

La presidenta de la Comisión de Turismo del municipio viñamarino señaló que “con estos desafíos, que sin duda aumentarán cuando este tren esté en funcionamiento, es que tendremos consecuencias positivas con su funcionamiento, pero también debemos entender que con esta veloz conectividad las ciudades de Viña del Mar y Valparaíso ya no serán las mismas, porque acercaremos drásticamente la Región Metropolitana a la costa y debemos estar preparados para ello”.

Leave A Reply

Your email address will not be published.