PUNK, ÉXITO Y GESTIÓN DE TALENTOS

La historia de Berni Rhodes, manager de The Clash y su jugada para crear a la banda ícono de un movimiento social en la Inglaterra de los 70s.

Incorporar talentos a una institución o empresa siempre va a significar un desafío para cumplir los objetivos trazados por su misión estratégica. Es por ese motivo, que desde que se comenzó a hablar del concepto de Gestión del Talento Humano en los años 90s por el autor David Watkins, se han realizado distintas investigaciones, y postulado pensamientos que han buscado mejorar esa compleja relación entre la empresa y quienes trabajan en ella.

El autor brasileño, Idalberto Chiavenato, experto en Recursos Humanos, deja el camino despejado para la mayoría de los involucrados en este tema, cuando habla de los seis procesos básicos de Gestión del Talento: admisión, aplicación, compensación, desarrollo, mantenimiento y monitoreo.

Aquí, revisaremos la importancia que tienen a lo menos tres de estos conceptos en el logro de objetivos claros, centrados en la admisión, mantenimiento y desarrollo de personas.

Corrían los años 70s en Inglaterra y el descontento de los trabajadores daba paso al nacimiento de un movimiento social y musical contestatario en respuesta a los bajos salarios, la cesantía, falta de oportunidades y a la monarquía imperante. Nacía el Punk. Dentro de los grupos musicales más influyentes se encontraba The Clash.

La historia de The Clash tiene muchas anécdotas que tienen relación con la gestión de talentos, antes de que llegaran a ser un referente de la música mundial. En el documental “The Future is Unwritten” (Julian Temlple 2007), dedicado al líder de la banda Joe Strummer, se cuenta que el objetivo era “ser la mejor banda de rock del mundo”. Esta frase se la dijo a su amigo y futuro manager Berni Rhodes, mientras tocaba en una banda mediocre llamada 101 Ers. Corría el año 1974. De esto se desprende que el talento de Strummer no estaba bien capitalizado, porque no tenía las condiciones para que diera lo mejor de sí. ¿Por qué? No contaba con la química musical necesaria de sus compañeros y el ambiente para alcanzar tan ambicioso objetivo.

La visión y el olfato de Rhodes hicieron que los futuros compañeros de banda de Strummer en The Clash, fueran a verlo a un concierto al otro extremo de Londres, pues los convenció de que Joe era la pieza que faltaba para llegar a formar una banda con proyección. En ese concierto, el guitarrista Mick Jones, el bajista Paul Simonon y el baterista Terry Chimes, quienes eran la columna del grupo London SS, se dan cuenta de que el talento de Strummer es lo que necesitan, dándole la razón a Rhodes: “Eres bueno, pero tu grupo es una mierda”, fueron las palabras que cruzaron una vez que Strummer baja del escenario.

En esta primera parte, podemos ver como Rhodes realiza reclutamiento y selección. No son los integrantes de ambos grupos quienes se descubren, es Rhodes quien en un proceso tradicional junta talentos para buscar el objetivo que su amigo Strummer tiene como meta desde su adolescencia. Además, esta selección realizada por el futuro manager, se convierte en el puntapié inicial para ir pavimentando el éxito del grupo. Por lo tanto, llevándolo a palabras de Chiavenato, este realiza “un proceso de atracción de candidatos calificados para un cargo; centrado en la conducta humana y concordancia en metas organizacionales”.

La agrupación comienza a componer, tener ensayos permanentes con disciplina. Hay fiato entre los integrantes, se sienten cómodos. Poseen sala con instrumentos proporcionados por Berni Rhodes, quien se transforma oficialmente en su manager. Se organizan giras en Inglaterra, firman con la disquera CBS Records, editan su primer disco el año 1976.

Es decir, hay un Desarrollo de las Personas, punto cuatro de lo que plantea Chiavenato, pues para el autor “desarrollar personas no es sólo darles información para que aprendan nuevos conocimientos, habilidades y destrezas y se tornen más eficientes en lo que hacen; sino darles información básica para que aprendan nuevas actitudes, soluciones, ideas y conceptos que modifiquen sus hábitos y les permitan ser más eficaces en lo que hacen”.

Rhodes, el manager, cumple con un punto clave que es la Compensación y Mantenimiento de Personas. Su rol para entregar condiciones necesarias hace crecer a la banda. En los años 80s su éxito fue inmediato en el Reino Unido. Su tercer albúm London Calling (1979), es considerado uno de los mejores discos de la historia de la música comercial, de hecho la revista Billboard lo considera como el mejor disco de los años 80s y según la revista Rolling Stone califica como el octavo mejor de la historia, en su lista de los 500 mejores álbumes de todos los tiempos.

The Clash logra la consolidación. Giras mundiales, dinero, estabilidad, reconocimiento. ¿Cómo se logra llegar a cumplir un objetivo tan grande? Podemos reconocer en los párrafos anteriores que existe Gestión del Talento Humano.

Para dar respuesta, Leonard Walk, quien escribe sobre Coaching en su libro “El Arte de Soplar Brasas”, habla sobre los cambios de paradigma, relacionado con la búsqueda del trabajo eficiente basado en la comunicación y en una mirada positiva de ver y pensar las cosas. “En mis seminarios con líderes y gerentes de empresas suelo preguntar: ¿Qué hacen mayormente en su trabajo? Después de algunos cabildeos la respuesta coincidente es: Hablar. Pero no es un hablar como pérdida de tiempo, sino que es un hablar generador”, cuenta Walk.

En palabras cotidianas nos plantea qué es lo que estamos haciendo y qué camino debemos tomar una vez que el objetivo está trazado. La comunicación está presente en todas las expresiones y puede ser de bastante utilidad en la concreción de que realmente buscamos. Esto claramente se ve reflejado en lo que dice Chiavenato, pues los procesos carecen de efectividad si no hay una comunicación real y certera.

De alguna manera en el ejemplo planteado, el manager logra algún grado de talento humano y el grupo The Clash, en su interna como músicos logran el objetivo que se trazó Strummer.

Víctor Delgado Espinoza. Periodista

Cowork partner de Media Random Coffee

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.