El desafío de las empresas inmigrantes digitales

0 34

Por Boris Martínez Chandía 
Socio Director de Data Driven Value Consulting (www.ddvconsultores.com
Mentor 3IE

Al igual que en los flujos migratorios entre países, la llegada al mundo digital ocurre motivada por la promesa de oportunidades. Inmigrantes que deben adecuarse a las reglas del nuevo lugar y fijarse un plan para convivir con esta nueva realidad para salir victoriosos. Siempre parece ser más difícil para el inmigrante que para el nativo.

A diferencia de décadas anteriores muchos de los nuevos emprendedores, aquellos que llamo nativos digitales, tienen una muy especial característica: nacen y crecen basados en competencias que a su vez son carencias en muchas de las empresas establecidas. Entiéndase competencias en informática y todo lo relacionado con la ciencia de la computación; en matemáticas y todo lo relacionado a la ciencia de datos; en electrónica y sus derivados en robótica; en diseño y todo lo relacionado con la experiencia de usuarios; en nuevos modelos de negocios y especialmente en la agilidad de sus prácticas para transformar competencias en propuestas de valor. Y así varias más.

Si lo anterior genera ya importantes brechas con empresas establecidas, súmele que en la cultura emprendedora se valora mucho más que antes la colaboración, el impacto social como objetivo central y se acepta el error como parte del crecimiento organizacional, entre otros factores.

Parece ser un escenario cuesta arriba para los inmigrantes digitales y lo es, sin embargo, hay un par de cosas que pueden ayudar a hacer menos agobiante el viaje.

Lo primero es reconocer sus fortalezas, y una de esas es su cartera de clientes y su experiencia con ellos. La segunda, y donde invito a profundizar, es su conocimiento y experiencia trabajando con estrategias. En este caso, hace falta construir una estrategia para aterrizar y aprovechar las oportunidades del mundo digital, por cierto, incluyendo las decisiones en cuanto a cómo crear valor, capturar valor y con que capacidades se hará. Todo es muy diferente, los cambios son exponenciales y por tanto no basta con ajustes marginales, es necesario mirar desde otro lugar.

Si fija sus decisiones en estos ámbitos, usted estará configurando aquello que va a convertir su estadio competitivo actual en uno superior, habrá construido su Estrategia Digital. Y si es capaz además de ejecutarla con razonable éxito, usted estará viviendo su propia Transformación Digital.

Espero esté de acuerdo conmigo que tener una página web y abrir cuentas en redes sociales no son suficientes, la Transformación Digital tiene que ver con propósitos, decisiones, capacidad competitiva (talento y tecnologías) y nuevos modelos de negocios. La web es sólo un medio.

La Transformación Digital es de las mayores oportunidades del último tiempo para asegurar la trascendencia de su empresa. Siempre es difícil ser inmigrante, pero hay quienes no sólo han sobrevivido sino han conquistado éxitos en nuevas tierras. Éxito en su Transformación digital.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.