San Romano: pizzería de barrio con sabores italianos

0 19

Piero Mancini, cineasta, e Ignacia Riffo, fotógrafa, abrieron en 2014 San Romano Pizzería, ubicada en Viña del Mar, tras un extenso viaje a Italia. En dicho país, conocieron los sabores, colores y esencia de la gastronomía italiana, replicando el modelo en la ciudad jardín.

“En Italia hice un curso de pizzaiolo y trabajé en pizzerías. Lo que queríamos hacer era rescatar el ambiente de barrio de las pizzerías pequeñas, donde son más personalizadas. Nunca lo pensamos como un restaurante más grande, al contrario, queríamos encontrar en Viña un lugar que tuviese todavía una vida de barrio, que estuviera bien ubicada dentro del concepto de turismo que tiene la ciudad, porque eso también es un plus. Explotamos esta faceta de pizzería especializada, pero dentro de un barrio accesible a los vecinos, tanto como con el precio del producto como por el tipo de atención que damos”, explica Mancini.

-¿Los ingredientes son italianos? ¿Cuáles destacan?
-Trabajamos con un importador italiano, que es nuestro principal proveedor de materias primas, desde la harina, que es una harina especial para pizzas y los tarros de tomates con los que preparamos la salsa. Tenemos distintos tipos de jamones crudos, trabajamos con un queso gourmet, la mozzarella di búfala, que es un tipo de queso que tiene un proceso muy distinto al que conocemos comúnmente. Entonces esa amplia gama de productos italianos, porque tenemos anchoas, queso gorgonzola, parmigiano reggiano, salame picante, unas bebidas que también se encuentran sólo en lugares especializados que son las bebidas San Pellegrino y su gracia es que, siguiente el concepto de barrio, una persona puede venir a comprar sólo la bebida e irse como si fuese un almacén también. También tenemos unos productos en venta como jamones, algunos quesos y harinas de kilo.

-También innovaron con algunos productos…
-Sí, tenemos los palitos de ajo y unos rollitos con Nutella y nueces. Eso fue porque en Italia se daba mucho el crepe con Nutella y para no ponernos a hacer crepes acá, que era como hacer otro sitio en la cocina, usamos la misma masa de la pizza, pero con otro gramaje y otras dimensiones y terminamos armando estos rollos que son repletos de Nutella y con unas nueces exquisitas.

-¿Cómo fue el proceso de emprender en el rubro gastronómico?
-Es complejo igual, porque no tenía experiencia y de parte de familiares tampoco. Mi abuelo había tenido una fuente de soda, pero fue hace muchos muchos años y yo creo que eran otras las formas. Tuvimos que ir aprendiendo en el camino. Yo estudié cine y estuve mucho rato en el área de producción o asistencia de dirección y eso es pura planificación. Entonces tomé eso que sabía y lo apliqué de alguna forma.

-Le diste un giro
-Claro, el tema de los plazos, lo que viene primero, lo que va después y ese tipo de cosas. Igual en el camino hay que aprender cosas, como lo que significa tener trabajadores. Al principio siempre pensamos con Ignacia que yo iba a estar en la cocina trabajando y ella atendiendo y hasta ahí llegaba la cosa, pero a medida que empezó a crecer el volumen de gente tuvimos que empezar a buscar personas para trabajar acá.

-¿Cómo crees tú que tiene que ser el emprendedor que quiere abrir un local gastronómico?
-Perseverante más que nada, porque de repente hay momentos buenos o malos. Uno sabe que a veces se puede atribuir momentos buenos que no dependen de uno o atribuir momentos malos que tampoco dependen de uno, pero yo creo que ahí está el momento donde cortar y quedarse un poco tranquilo. Perseverancia, disciplina, ser ordenado porque se maneja plata todos los días y eso para mí fue muy distinto, porque en los trabajos en los que estaba antes me pagaban a 30, 60 o 90 días y acá es todos los días.

-¿Qué proyecciones que tienen como pizzería?
-Como el local es pequeño estamos enfocándonos en ampliarnos con el tema del reparto, porque nos hemos dado cuenta que acá en Viña está el boom de la gente que está pidiendo comida a domicilio, porque han aparecido más alternativas y antes solamente eran las cuatro cadenas que hay de pizzerías, pero ahora todo tipo de local tiene delivery y entonces estamos tratando de llegar más allá de donde llega el delivery. Por ejemplo, si las pizzerías que son nuestra competencia o están más cercanas están repartiendo sólo en el plan de Viña, nosotros estamos llegando a los cerros o Reñaca y ese es un plan de expansión que tenemos para captar más clientes.

-Del 2014 a la fecha ¿cuál ha sido el crecimiento que han tenido?
-Incorporamos este año a la carta una línea de paninis que son sándwich, que es un poco como se hacen en Italia donde lo principal es la mezcla del queso con un embutido. Tenemos algunos con queso mozzarella, gorgonzola u otros y van cambiando los salames, los jamones y siempre acompañados de aceituna, algún queso, lechuga, tomate, etc. Todos los días se prepara pan, que es el que finalmente nosotros utilizamos y entonces tenemos nuestra propia receta, seguimos utilizando la misma harina que usamos para la pizza y así logramos nuestro pan. Es un pan distinto que no va a encontrar en una panadería. También tenemos ensaladas, porque es un tema que la gente nos había preguntado, y con este tema de la expansión del delivery nos dimos cuenta que no hay locales que tengan reparto de ensaladas y eso para nosotros ha sido un beneficio, porque hay mucha gente que pide ensaladas a domicilio.

Más información sobre la carta de San Romano en http://pizzeria.sanromano.cl/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.