De qué hablamos cuando hablamos de Smart Cities: Algunas claves del enfoque

logo-uciLas ciudades inteligentes o “smart cities”, se han transformado en los últimos 10 años en una tendencia que se centra en establecer mejoras respecto de los espacios urbanos, los cuales se alzan en la actualidad como los principales escenarios de desarrollo de la vida humana. Si bien el término se encuentra constantemente en revisión, dada la cantidad de divergencias respecto a alcances o métodos, es común encontrar su referencia en la importancia que ha adquirido para los análisis respecto de las ciudades, las que se cree llegarán a concentrar más de un 70% de la población mundial en 2050 [1].

¿En qué consisten?

El enfoque Smart Cities refiere a un cambio de paradigma sobre lo urbano que incorpora las nuevas tecnologías y las lógicas de innovación para la obtención de información a partir de la interacción de los individuos y las infraestructuras que éstos ocupan, de manera tal de recibir la mayor información y con ello, tomar decisiones con muchas más herramientas, preparando más escenarios para resolver eventuales problemáticas.

Bajo este paradigma, se entiende a la ciudad como un ente complejo constituido por un sinnúmero de interacciones y de áreas que se involucran, al coincidir en un mismo espacio o territorio. Entre las que destacan la economía y el sector productivo, la movilidad, el medio ambiente, la gobernanza y la ciudadanía.

Dentro de los elementos más relevantes encontramos a la movilidad, entendida como la posibilidad de desplazamiento que se debe asegurar a los individuos para lograr acceder hacia los puntos de desarrollo personal, ya sean estos relativos a fuentes de trabajo y estudios o para fines recreativos y particulares. Para esto, es fundamental contar con sistemas de transporte que aseguren un correcto desplazamiento, a la vez que éstos puedan ser utilizados por la mayor cantidad posible de personas, de una manera eficaz y en buenas condiciones.

Una ciudad inteligente contempla interrelaciones positivas para la calidad de vida de las personas entre la economía y el sector productivo, la movilidad, el medio ambiente, la gobernanza y la ciudadanía.

En el caso de Chile, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones (MTT), por medio de la Subsecretaria de Transportes, creó en 2011 la Unidad ITS [2], con el objetivo de fomentar la incorporación de nuevas tecnologías en la gestión y planificación del transporte. En esta etapa, se le encargó explorar y desarrollar, entre otros, proyectos de sensorización en la ciudad, los cuales permiten obtener gran cantidad de información relevante para planificar e incidir en la información entregada a la ciudadanía sobre el transporte, reduciendo la incertidumbre y permitiendo la mejora en las decisiones de movilidad.

Además del aspecto tecnológico, la incorporación de metodología de diseño e innovación, posibilitó ampliar el rango de acción de la Unidad, lo que ha significado que, paulatinamente, estas exploraciones se transformen en líneas de trabajo permanentes del Ministerio. En ese contexto se creó en 2014 la Unidad de Ciudades Inteligentes (UCI) -sucesora de la Unidad ITS-, consolidándose como un referente nacional e internacional del tema. El desarrollo inicial de ese trabajo está contenido en la Estrategia de Ciudades Inteligentes para el Transporte: Chile 2020 [3], lanzada en 2014, que expone el contexto de desarrollo de las iniciativas de ciudad inteligente, además de establecer un marco conceptual y metodológico preliminar para el desarrollo de políticas públicas.

Un primer nivel de implementación de este paradigma y de la Estrategia, consiste en establecer una base o “arquitectura” inteligente, que permita montar o instalar tecnología inteligente y con ella permitir la interacción y generación de información relevante para los usuarios e instituciones responsables de la gestión urbana.

Un segundo nivel consiste en establecer coordinaciones, a partir de estándares que permitan generar protocolos e información abierta tanto para instituciones interesadas, como para nuevos actores que puedan aportar con soluciones para problemáticas de la ciudad, estableciendo para ello modelos de gestión inteligente o gobernanza inteligente, a través de la cual se gestiona la información que surge desde la interacción con las tecnologías y usuarios.

Finalmente, se busca entregar los datos y la información para distintos servicios y con ello elevar la disponibilidad de la información para que usuarios o agentes interesados puedan aportar en la búsqueda de soluciones para la movilidad de sus entornos urbanos.

grafico-1
Figura 1. Modelo de Ciudades Inteligentes para la Movilidad, MTT

¿Cómo contribuir a su desarrollo?

Si bien la incorporación del paradigma de ciudades inteligentes necesita contar con una base material y de infraestructura que permita interacción entre los sistemas tecnológicos, los usuarios y las instituciones, también es necesario contar con individuos que conozcan las utilidades que entregan las nuevas tecnologías y el aporte que pueden realizar a partir de ellas. De este modo, podrá establecerse que una ciudad que sólo piensa en los soportes materiales y tecnológicos no será inteligente si no impacta en las actividades y en la calidad de vida de los individuos, por tanto, también requiere de ciudadanos que se integren a los procesos de gestión y diseño de soluciones a partir de sus contextos y necesidades. De este modo, si bien se reconoce un nivel de autoridad que establece lineamientos sobre la ciudad –el llamado enfoque arriba-abajo (top-down)-, se requiere, al mismo tiempo, que las distintas iniciativas que emergen a partir de la integración de los ciudadanos, la llamada visión abajo-arriba (bottom-up) pueda integrarse a las decisiones sobre los entornos urbanos.

De este modo y tal como se puede visualizar en la estrategia, una ciudad inteligente debe apuntar a establecerse como aquella ciudad pensada para las personas y el territorio, en donde, a través de la tecnología y la innovación, se buscan soluciones integrales para la movilidad.

[1] Demographia World Urban Areas: 10th Edition (201405 Revision) http://demographia.com/db-worldua.pdf
[2] “Intelligent Transport Systems” o Sistemas Inteligentes de Transporte.
[3] Para descargar la Estrategia y conocer líneas de acción, proyectos y experiencias: http://www.ciudadesinteligentes.gob.cl

*Artículo publicado en la cuarta edición de la revista La Quinta Emprende: https://issuu.com/laquintaemprende/docs/lqe-revista4

Valeria Viancos

Valeria Viancos

ANUNCIO

LECTURAS SUGERIDAS

ANUNCIO