Centros de Desarrollo de Negocios, meta cumplida

0 6

Por Víctor Hugo Fernández
Director regional Sercotec Valparaíso

En el marco de la Agenda de Productividad, Innovación y Crecimiento (PIC) impulsada por la Presidenta Michelle Bachelet, en los últimos cuatro años ha prevalecido un cambio de paradigma en el trato hacia las micro y pequeñas empresas del país y la región desde la política pública. Se apostó por impulsar su crecimiento a mediano y largo plazo, por diversificar su matriz productiva y mejorar su competitividad, y para cumplir se instalaron metas, una de ellas, los Centros de Desarrollo de Negocios.

Mejorar la gestión de los negocios de microempresarios, hombres y mujeres, con mentorías, capacitación y asesoría del más alto nivel era el objetivo y se logró. La región cumplió, el país cumplió.

La red de Centros de Desarrollo de Negocios se comenzó a implementar en octubre de 2015 y a la fecha hay 51 centros operativos en todo el país. 4 de ellos en la región de Valparaíso. Los Centros Valparaíso, Quillota, San Antonio y Aconcagua, son una realidad y dan cumplimiento a una meta presidencial que junto con destacar la labor de una administración, entrega buenas noticias para las empresas de menor tamaño: asesoría técnica, individual y sin costo en la búsqueda del éxito de sus negocios, impacto económico.

Los resultados de un Centro se miden por el aumento de ventas, la creación o retención de empleos y/o financiamiento obtenido de una empresa. A nivel nacional ya se ha asesorado a 19 mil pequeñas empresas. En lo local, son cerca de mil 500 las que están recibiendo asesoría especializada mostrando resultados concretos en aumento de ventas y creación de empleos.

Vinise, empresa eléctrica de Quilpué, es una de ellas. A punto de quebrar, tras sufrir una crisis financiera y administrativa, en 2016 ingresó al Centro de Desarrollo de Negocios de Valparaíso. Hoy su dueño declara satisfecho, pues con la asesoría mejoraron la gestión y orden, aumentando ventas y ampliando la contratación de personal.

Ejemplos como éste dan cuenta que el foco está puesto en una nueva fase de desarrollo de nuestra economía, una que no dependa tan sólo de la explotación y exportación de materias primas, sino que abra espacios para que emerjan sectores capaces de producir nuevos bienes y servicios, desarrollar industrias y generar polos de inversión, de la mano de la unión público-privado y la academia. Todos apostando porque a las empresas de menor tamaño les vaya bien.

*Columna publicada en la edición #11 de la revista La Quinta Emprende, disponible en https://www.laquintaemprende.cl/2017/12/06/region-de-valparaiso-un-ecosistema-para-emprender/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.