Un modelo en base a la cooperación

0 8

15-socios-1

El economista austríaco Cristian Felber impulsó en 2010 la Economía del Bien Común (EBC), un modelo que busca que la cooperación y el bien común sean los objetivos centrales de las empresas, dejando atrás el afán de lucro. De esta manera, este sistema se basa en valores como la confianza, responsabilidad, democracia y solidaridad, entre otros. En el año 2015 se creó la Asociación del Bien Común en Santiago y la Corporación Cultural de la Economía del Bien Común en Valparaíso.

“Este modelo colabora con otras organizaciones que están trabajando bajo esta misma perspectiva: empresas B, comercio justo, economía social y solidaria, economía colaborativa, banca ética. De alguna manera la EBC contribuye a todos ellos porque propone una matriz bien interesante que permite construir, a partir de valores como la dignidad humana, solidaridad, sostenibilidad ecológica, justicia social, democracia y transparencia, el poder mirar los distintos aspectos que tiene comúnmente la gestión de las organizaciones y también de los municipios”, explica Brigitte Aubel, miembro participante de la Corporación Cultural de la Economía del Bien Común.

La matriz que fundamenta la Economía del Bien Común permite entregar respuestas a cómo se construyen las empresas y organizaciones en términos de proveedores, relación con sus empleados y propietarios, stakeholders, clientes, productos, servicios a otras empresas, ámbito social, relación con el territorio, cuidado del medioambiente y sustentabilidad, compra hostil, competencia desleal, evasión de impuestos, entre otros aspectos.

“Es una matriz que ayuda a que tú mires en tu proceso de gestión el cómo estás propendiendo el bien común. Es un balance voluntario que favorece la creación de una red para que organizaciones trabajen con otras que compartan una visión similar del bien común. Nosotros estamos en proceso de desarrollo, pero ya hemos trabajado con cooperativas, empresas de consultoría y tenemos otras en marcha”, agrega Aubel.

Los desafíos futuros de la Corporación Cultural de la Economía del Bien Común de Valparaíso se dividen en tres grandes áreas. Una línea comunitaria, contribuyendo a levantar proyectos que puedan ayudar a mejorar la sostenibilidad y la sustentabilidad ambiental de los proyectos mineros en Petorca.

Además, una línea con municipios, apoyando y colaborando para que surjan los primeros municipios del bien común, con una matriz distinta y apropiada a quienes ejercen política pública a nivel local; y una línea de innovación social, al trabajar con estudiantes universitarios para ayudarlos a levantar sus proyectos y ubicar lugares donde puedan desarrollar sus iniciativas que impacten socialmente o que solucionen problemáticas sociales locales.

Más información en www.economiadelbiencomun.cl

*Artículo publicado en la tercera edición de la revista La Quinta Emprende: https://issuu.com/laquintaemprende/docs/lqe-revista3

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.